Ideas frescas, las puede tener cualquiera. Pero una chica irlandesa se ha salido con la suya. Un día cogió una cámara de vídeo y grabó a sí misma bailando. En poco tiempo casi 3 millones de personas la han visto. A partir de entonces empieza una curiosa historia de publicidad, marketing viral, glomour y creatividad:

Primera parte:

.

Segunda parte:

.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *